map_icon
Gracias a su privilegiada ubicación, el huésped del hotel emblemático San Marcos podrá disfrutar de todos los encantos del centro histórico de la ciudad de Icod de los Vinos a tan sólo un pequeño paseo a pie de distancia.

El mayor atractivo turístico de la ciudad, el Drago Milenario, se encuentra situado a unos escasos 150m. Igual de cerca se localizan la Iglesia de San Marcos, que alberga un Museo de Arte Sacro donde el visitante podrá contemplar la que se considera la mayor cruz de plata ricamente tallada con filigranas del mundo, la Plaza de la Pila, la Casa de Los Cáceres y el Convento de San Francisco.

La mayor área comercial de la ciudad, las calles de San Sebastián y San Agustín, también son accesibles a pie. Calles con mucho encanto donde se combinan edificios de arquitectura típica de los siglos XVII y XVIII con edificios de arquitectura más vanguardista, lugar recomendado para dejarse sorprender por sus múltiples rincones o simplemente para ir de tiendas y relajarse en la terraza de una cafetería o restaurante.

A pocos kilómetros el visitante podrá disfrutar de un agradable baño en las aguas calientes y cristalinas de la Playa de arena negra San Marcos o visitar la Cueva del Viento, unos de los mayores tubos volcánicos del mundo.

La ciudad de Icod de los Vinos dispone de buenos accesos a los principales lugares de interés de la isla. A través de una vía marítima se accede a la Isla Baja, donde se podrán contemplar grandes plantaciones de plataneras de los municipios de Garachico y Buenavista del Norte, donde también se ubica uno de los mejores campos de golf de la isla diseñado por Severiano Ballesteros, y a los Parques Naturales de Teno y Masca.

Desde la ciudad del Drago el visitante podrá circular por carreteras de montaña y contemplar en todo su esplendor un hipnótico atardecer sobre un mar de nubes hasta llegar al imponente acantilado de Los Gigantes.

También es fácilmente accesible al mágico valle de La Orotava, uno de los puntos de acceso al majestuoso Teide, y al Puerto de la Cruz, conocido por sus extensas playas de arena negra y por el parque temático Loro Parque.